Dudas frecuentes de microchips en mascotas

Descubre todo sobre los microchips en mascotas: cómo funcionan, dónde colocarlos, cómo inscribirlos y cómo utilizarlos para rastrear a tus amigos peludos en caso de emergencia.

Para todos los que tenemos una mascota en casa, la seguridad y el bienestar de nuestras mascotas son nuestras principales preocupaciones. Por eso, es fundamental contar con herramientas que nos ayuden a proteger a nuestros amigos peludos. Uno de los mayores avances en este sentido es el microchip para mascotas, una tecnología que ha revolucionado la forma en que podemos identificar y localizar a nuestros animales de compañía. Sin embargo, a pesar de su creciente popularidad, todavía existen muchas dudas y confusiones en torno a los microchips para mascotas.

En este artículo, vamos a abordar las preguntas más frecuentes y proporcionar información detallada sobre cómo funcionan estos microchips, en qué lugar del cuerpo de nuestras mascotas colocarlos, dónde inscribirlos y cómo utilizarlos para rastrear a nuestros peludos amigos en caso de emergencia.

¿Qué es un microchip?

Un microchip para mascotas es un dispositivo electrónico que se implanta debajo de la piel de la mascota. Normalmente tienen el tamaño aproximado de un grano de arroz. Este pequeño chip contiene un número único de identificación que está vinculado a la información del propietario y de la mascota en una base de datos autorizada. En caso de que la mascota se pierda o sea robada, este número de identificación permite que las autoridades, los refugios de animales o las clínicas veterinarias identifiquen al propietario y le devuelvan a su mascota extraviada.

Dimensiones y tamaño microchip

Los microchips suelen venir encapsulados en cápsulas de vidrio o polímero, y su tamaño depende del tipo de mascota al que se le vaya a implantar. Por ejemplo, para animales de talla pequeña como perros, gatos o hurones, se recomiendan microchips de más o menos 2,12 x 13,3 mm. En perros y gatos, también se pueden usar los microchips típicos de animales de laboratorio como ratones, que tienen un tamaño de 1,41 x 9,2 mm. Estos dispositivos se introducen debajo de la piel del animal mediante jeringas de microchips desechables que, al igual que los microchips, tienen distintos tamaños dependiendo de si la mascota es pequeña o grande.

¿Dónde colocar el microchip a mi mascota?

La colocación del microchip se realiza comúnmente en el lado izquierdo del cuello. Esta ubicación es estratégica, ya que minimiza el riesgo de pérdida del chip y facilita su detección mediante un lector de microchips. El procedimiento de implantación del microchip es rápido, relativamente indoloro y puede realizarse durante una consulta veterinaria de rutina. Hay personas que aprovechan la sedación de un proceso de castración para ponérselo, pero no es necesario, ya que es muy parecido a poner una vacuna, por lo que el animal no sufre. Lo que sí es de vital importancia es que este procedimiento se lleve a cabo por un profesional veterinario para garantizar que el chip se coloca de forma adecuada y así evitar complicaciones.

¿Dónde inscribir el chip de mi mascota?

Después de implantar el microchip en tu mascota, el siguiente paso que no te puedes saltar es inscribirlo en una base de datos de mascotas. Esta inscripción es fundamental porque es lo que conecta el número de identificación del microchip con tus datos de contacto y los detalles de tu mascota. Pero, ¿dónde puedes inscribir el chip de tu mascota? En primer lugar,el proceso de registro en la base de datos lo realizará el veterinario tras la implantación y lectura del microchip en la mascota, inscribirá al animal en el Registro de Identificación de Animales de Compañía (RIAC). Este registro dependerá de la Comunidad Autónoma en la que vivas, pero los objetivos son siempre los mismos:
  • Facilitar que recuperes a tu mascota en caso de pérdida o robo
  • Evitar el abandono animal
  • Contribuir al desarrollo de estudios estadísticos y de epidemias.
El registro de tu mascota también es esencial si quieres viajar con ella por el continente europeo, ya que para poder sacar el Pasaporte Veterinario Europeo, necesitas que tu amigo peludo esté inscrito en el Registro. La inscripción del microchip, sea en la Comunidad Autónoma que sea, debe hacerse antes de los 3 meses de vida del animal y lo realiza un veterinario autorizado en el centro al que hayas acudido. Eso sí, debes tener en cuenta que, al ser una competencia autonómica, si te vas a vivir a otra Comunidad Autónoma, debes realizar el cambio de registro de tu mascota a la Comunidad a la que te mudes, y es tremendamente importante mantener los datos de domicilio y contacto actualizados en la base de datos.

¿Cómo rastrear a mi mascota con chip?

A diferencia de lo que algunas personas piensan, los microchips para mascotas no tienen GPS y no pueden rastrear la ubicación en tiempo real. Por ley, los microchips para identificación animal deben ser pasivos; es decir, no pueden contener baterías, ni emitir ningún tipo de señal que pudiera dañar al animal. Sin embargo, son una herramienta de gran valor a la hora de identificar a las mascotas perdidas cuando alguien las encuentra y las lleva a un refugio o clínica veterinaria.Los profesionales de estos lugares utilizan un lector especial para escanear el microchip, lo que proporciona el número de identificación único de 15 dígitos. Este número se utiliza para acceder a la información de contacto del propietario en la base de datos, permitiendo así reunir a la mascota perdida con su dueño.Debemos tener en cuenta que los microchips son una medida de seguridad complementaria a otras, como las medallas identificativas. Además, aunque los microchips aumentan significativamente las posibilidades de reunir a una mascota perdida con su dueño, no garantizan el éxito en todas las situaciones. Por eso, es importante seguir practicando la prevención y tomar medidas adicionales para proteger a nuestras mascotas.Como has podido ver, los microchips para mascotas son una herramienta esencial para la seguridad y el bienestar de nuestros amigos peludos. Al proporcionar una identificación permanente e inalterable, los microchips aumentan las posibilidades de reunir a las mascotas perdidas con sus propietarios. Sin embargo, es de vital importancia comprender su funcionamiento y utilizarlos correctamente para asegurar su efectividad. ¿A qué esperas para proteger a tu mascota con un microchip?
noticias

entérate de todo en nuestro blog

perro noticias

Dudas frecuentes de microchips en mascotas

Descubre todo sobre los microchips en mascotas: cómo funcionan, dónde colocarlos, cómo inscribirlos y cómo utilizarlos para rastrear a tus amigos peludos en caso de emergencia.

¿Qué hacer si se pierde un gato?

Descubre qué hacer si se pierde tu gato: busca en casa, avisa a vecinos, contacta con refugios y clínicas, usa redes sociales y considera un lector de microchip.
×